El CAF tinerfeño reclama el derecho al alquiler vacacional sin restricciones

alquiler vacacional

El CAF tinerfeño reclama el derecho al alquiler vacacional sin restricciones

El escrito de los administradores de fincas colegiados de la provincia plantea ante la Consejería de Turismo canaria sus propuestas de modificación del decreto vacacional

AtlánticoHoy
| Santa Cruz de Tenerife |

El Colegio Territorial de Administradores de Fincas de Santa Cruz de Tenerife ha presentado en la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias un documento con las propuestas de este colectivo profesional para una regulación «más justa y adecuada a la realidad del alquiler vacacional en Canarias», a modo de alegaciones al borrador de Decreto que hizo público el Ejecutivo canario.

Como principio general, los administradores de fincas colegiados reclaman el derecho al alquiler vacacional sin restricciones, tanto en las zonas turísticas como en toda la Comunidad Autónoma.

En este sentido, el CAF tinerfeño advierte de la posible judicialización del decreto, y se pregunta «cómo le puede sentar al Tribunal Superior de Justicia de Canarias la prohibición en zonas turísticas del alquiler turístico, habiendo emitido una sentencia bien clara al respecto».

Rechaza, por otra parte, que se culpe al alquiler vacacional del problema del precio del alquiler en las islas, que es consecuencia del incremento de la demanda por razones diversas, y de otros factores como la ausencia de una verdadera política de vivienda en Canarias desde hace años.

«El CAF tinerfeño advierte de la posible judicialización del decreto, y se pregunta «cómo le puede sentar al Tribunal Superior de Justicia de Canarias la prohibición en zonas turísticas del alquiler turístico, habiendo emitido una sentencia bien clara al respecto»

Destacar, finalmente, que el colegio profesional presenta un texto en positivo, para regular la actividad de forma adecuada, para dar seguridad a los visitantes, propietarios y vecinos, y con la idea de que perdure en el tiempo.

Y también para evitar que otras normativas copien lo malo y lo ineficaz de lo que se ha establecido en otros lugares y para otras situaciones, «porque la realidad del alquiler vacacional en Canarias no tiene nada que ver con lo que ocurre en Barcelona o Madrid o Baleares».