Fin a las reclamaciones falsas de turistas por intoxicación

 

DENUNCIAS FALSAS

La modificación de la legislación británica, que será aplicable este verano, evitará esta práctica que ha causado pérdidas millonarias en destinos como Canarias

El cambio legislativo que estará plenamente aplicable este verano en Reino Unido y que pretende atajar el boom de reclamaciones falsas sufrido por el sector turístico británico y por los alojamientos en destinos como Canarias, donde ha causado pérdidas millonarias.

El mismo persuadirá a los bufetes de apoyar reclamaciones falsas, pero también será más riguroso con las pruebas que exija a los turistas reclamantes y menos exigente con la documentación que pida a los hoteleros.

Hosteltur afirma que en una nota publicada por el Ministerio de Justicia del país se explica que una modificación legislativa que entrará en vigor en las próximas semanas pondrá coto a las reclamaciones fraudulentas por enfermedad contraída durante las vacaciones al recortar los costes legales en este ámbito y adaptarlos a la legislación que rige sobre daños personales. Esto limitará el aumento de reclamaciones sufrido por hoteleros y turoperadores en los últimos años, y que el ministerio británico califica como «epidemia de reclamaciones» que ha perjudicado a la industria y a los viajeros.

A falta de un protocolo específico que deberá estar listo en breve, ya que el cambio se aplicará a todas las reclamaciones a partir del 7 de mayo, Marc Ripoll, abogado de Monlex, ha podido adelantar que “se pedirá menos documentación al hotel para su defensa y más documentación al reclamante”.

Les podrá exigir acceder a los post y fotografías que ha podido colgar en las redes sociales, ahora será obligatorio porque anteriormente los casos que se han destapado han sido por casualidad o porque tenían el perfil abierto pero algunos quitan las fotografías o tienen el perfil bloqueado y “por eso ha sido una parte muy pequeña la que se ha podido descubrir de este modo”.

Con el cambio, además, los bufetes que se estaban lucrando con el sector turístico ya no lo van a tener tan fácil. El objetivo será acabar con “el vacío legal que existía con estos gastos fijos” y que no existe para otro tipo de reclamaciones de responsabilidad civil. “Ahora las quejas sobre situaciones sufridas durante viajes en el extranjero se equiparan a las demás reclamaciones de este tipo con los gastos fijos, y ya no son tan atractivas para los abogados de los reclamantes”.