Las islas menores aguantan el tipo

ocupación hotelera

Las islas menores aguantan el tipo

El ligero descenso en la ocupación turística de Tenerife no se repite en dos de las tres restantes islas de la provincia, beneficiadas en parte por las bonificaciones a residentes

M. Reiriz
| Santa Cruz de Tenerife |

Aunque Canarias como destino turístico ya se preparaba desde principios de año para enfrentarse a un verano complicado, lo cierto es que los primeros meses del año ya evidenciaron  un ligero descenso en el número de visitantes a las Islas. La reapertura de Túnez, Turquía y Egipto, competencia directa del Archipiélago en verano, se ha dejado sentir antes de lo previsto, con una bajada de un 1,8% interanual.

La Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel) considera que los signos de caída en la llegada de turistas «no son un motivo de alarma», pero sí un «toque de atención para continuar trabajando por un destino donde prime la excelencia y la calidad del servicio y las instalaciones».
La buena noticia es que este descenso se ha visto compensado, en el caso concreto de la provincia tinerfeña, por la influencia positiva en el comportamiento del turismo interior canario a causa de los efectos del descuento del 75% en los desplazamientos en avión y barco entre islas.
La bonificación ha convencido a una buena cantidad de locales a viajar mucho más cerca y disfrutar de unos días de descanso sin salir del Archipiélago. Sin embargo, organismos como el Centro de Iniciativas y Turismo de El Hierro advierten de efectos contrarios fruto de la misma, como un descenso de reservas a consecuencia de su aplicación en los vuelos entre Canarias y Península, con un «evidente desvío en las reservas y en el destino elegido por los canarios en sus desplazamientos de ocio».
“Vemos ya como los touroperadores y agencias minoristas prefieren ofertar a sus clientes canarios viajes a destinos de la Península en lugar de a las islas, sobre todo a las periféricas”, aseguran.
Ante esta situación, demandan de la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias una reactivación y potenciación de las campañas promocionales dirigidas a fortalecer los destinos vacacionales en las propias islas, ante lo que consideran un desvío progresivo de las reservas que «está poniendo en peligro la consolidación del destino dentro de Canarias, a la vez que una pérdida de los ingresos turísticos que se van irremediablemente fuera de Canarias».
Image

Muchos canarios están optando por viajar entre islas | HOLAISLASCANARIAS

El CIT considera que las islas de El Hierro y La Gomera son las principales perjudicadas, ya que «son las que más trabajan con turismo interior canario que ahora prefiere cambiar el destino, siendo para las islas con aeropuertos con destinos nacionales e internacionales más fácil y ahora más económico con la bonificación del 75%, volar a otros aeropuertos peninsulares, dejando las islas vecinas para otra ocasión”.

Precisamente, en el caso concreto de la Isla del Meridiano, otro aspecto que ha podido influir a la hora de desviar turistas a otros destinos es el no ser 2018 un año de Bajada de la Virgen.

En este momento, el destino maneja una previsiones de ocupación que rondan el 70% de media, frente al arranque del verano pasado con el lleno total en la semana grande de las fiestas patronales. Sin embargo, desde Ashotel recuerdan que en esta isla funciona mucho la reserva de última hora de los canarios, acostumbrados a decidir sus vacaciones sin antelación, al contrario de lo que hacen los turistas de mercados emisores europeos como alemanes o británicos, mayoritarios en las Islas. De este modo, la previsión de ocupación en El Hierro irá creciendo a medida que nos adentremos en el verano.

Image

El charco azul del El Hierro | HOLAISLASCANARIAS

La ocupación hotelera en datos
La previsión de ocupación media en hoteles y apartamentos tinerfeños cae para este verano cinco puntos hasta el 83%.  La Palma se situará en el 92% de media, mientras que La Gomera en el 88% y El Hierro rondará el 70%, según la encuesta que realiza Ashotel entre 100.000 camas turísticas.
Los establecimientos hoteleros y extrahoteleros de la isla de Tenerife tienen previsto alcanzar una ocupación media del 83% este verano, una cifra que supone una caída de cinco puntos con respecto a la previsión del verano pasado, según la encuesta de ocupación que realiza periódicamente en estas fechas la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro, Ashotel, entre más de 100.000 camas de toda la provincia.
Image

Gráfico de ocupación media de la provincia tinerfeña | AH

Esta caída en la previsión de ocupación hotelera está directamente relacionada con la tendencia en la merma de turistas que viene registrando este año el Archipiélago, y que cerró el primer cuatrimestre de 2018 con un -6% de turistas.
Por zonas de Tenerife, los establecimientos hoteleros y extrahoteleros se dividen así la ocupación:
  • Los del sur de la Isla son los que alcanzan el mayor índice de ocupación en los meses de julio y agosto, con un 85% (-5% respecto a las previsiones de 2017).
  • Con respecto a los hoteles del norte tienen previsto alcanzar un 77% de su capacidad alojativa durante la temporada de verano (-8%), mientras que en Santa Cruz de Tenerife, la estimación es de un 61% (-2%).
Sin embargo, esta tendencia ligera a la baja no se reproduce en dos de las tres restantes islas de la provincia:
  • La Palma, por ejemplo, que en 2017 tuvo una previsión del 85%, para este verano crece hasta el 92%. Entre las razones de este crecimiento destaca el hecho del cierre por reforma del hotel Sol La Palma, con unas 1.000 camas, que no ha entrado en la confección de esta encuesta, lo que eleva la ocupación del resto de establecimientos. Además, continúa la influencia positiva en el comportamiento del turismo interior canario con el descuento del 75% en los desplazamientos en avión y barco entre islas.
  • Por su parte, La Gomera, que suele mostrar un comportamiento bastante estable y elevado en verano con el turismo local, ha tenido una ocupación aproximada del 88% (+2%), aunque a medida que pasan las semanas esa ocupación es superior. De hecho La Gomera está al 91% en estos momentos.
  • Por último, El Hierro, al no ser este un año de Bajada de la Virgen, modera a día de hoy esa previsión de ocupación al 70% de media, frente al arranque del verano pasado con el lleno total en la semana grande de las fiestas patronales. En esta isla funciona mucho la reserva de última hora de los canarios, acostumbrados a decidir sus vacaciones sin antelación, al contrario de lo que hacen los turistas de mercados emisores europeos como alemanes o británicos, mayoritarios en las Islas. De este modo, la previsión de ocupación en El Hierro irá creciendo a medida que nos adentremos en el verano.

Bajan las pernoctaciones en junio en los principales destinos turísticos

Las pernoctaciones en el conjunto de alojamientos turísticos colectivos españoles bajaron el 1,9 % en junio respecto al mismo mes del año anterior y cayeron en los tres principales destinos: Baleares, Cataluña y Canarias.

Así se refleja en la encuestas de ocupación en alojamientos turísticos extrahoteleros publicada este mismo martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que señala que si se analizan sólo los apartamentos, cámpings, casas de turismo rural y albergues la caída fue del 3,8 % en junio.Si se suman las pernoctaciones en hoteles, el descenso se suaviza hasta el 1,9 por ciento.

Baleares fue en junio el destino preferido en el conjunto de los alojamientos turísticos, con 11,1 millones de pernoctaciones (un 1,5 % menos que en 2017), seguida de Cataluña, con 9,4 millones (y un descenso del 3,7 %) y Canarias, con unos 7,6 millones, un 6,0 % menos que el año anterior.

Canarias fue la comunidad con más turistas alojados en apartamentos, con más de 2,1 millones de pernoctaciones, aunque eso supone un descenso del 11,4 % respecto a junio de 2017.

Baleares fue la que tuvo mayor ocupación en este apartado, del 81 % de los apartamentos ofertados, con la isla de Mallorca convertida en el destino preferido, con 861.552 pernoctaciones y el 83,4 % de lleno en su oferta.

Los puntos turísticos con mayor número de pernoctaciones en junio fueron San Bartolomé de Tirajana, Arona y Tías.

Respecto a los cámpings, Cataluña fue la que tuvo más pernoctaciones, con dos millones, un 2 % menos que un año antes, mientras que La Rioja tuvo el mayor grado de ocupación, del 66 %.

Por zonas turísticas, la Costa Brava fue la preferida, con 851.807 pernoctaciones, en tanto que la Costa Blanca alcanzó la mayor ocupación, del 66,3 %. Benidorm, Torroella de Montgrí y Mont-Roig del Camp fueron los puntos turísticos con más pernoctaciones.

En cuanto al turismo rural, Baleares registró el mayor número de pernoctaciones, con 160.946 pernoctaciones, un 14,5 % más que en junio de 2017, y también fue la que tuvo el mayor grado de ocupación, con el 55,8 % de las plazas ofertadas. También en este caso fue Mallorca el destino preferido, con 131.404 pernoctaciones, pero la mayor ocupación fue la de Menorca, del 63,1 %.

Cataluña fue la comunidad elegida para el mayor número de turistas que se decantaron por los albergues, con 99.170 pernoctaciones, un 3,4 % menos que en junio de 2017.

Madrid presentó en este caso la mayor ocupación, con el 61,4 % de las plazas ofertadas.

El INE publica además el índice de precios de alojamientos de turismo rural del mes de junio, que subió un 2,56 %, con ascensos en trece autonomías, sobre todo en la Comunidad Valenciana, 6,82 %, y caídas en las otras cuatro, especialmente en Extremadura, del 4,37 %.